Blanqueamiento dental

Unos dientes blancos y luminosos mejoran la sonrisa y dan una mayor sensación de higiene y juventud.

El blanqueamiento dental es un tratamiento estético conservador, sencillo, indoloro, rápido y con mínimos efectos secundarios. Es un procedimiento químico, por tanto no produce ningún desgaste o alteración de la superficie dentaria.

Tenemos que tratar cuando necesitamos blanquear o aclarar  aquellos dientes  que han sufrido modificaciones  en su color.

Pueden ser de origen  externo (tabaco, café, té, etc.) o interno ( tetraciclinas, diente endodonciado, etc.)

Con las nuevas tecnologías de Blanqueamiento Dental le podemos ayudar a mejorar el color de sus dientes con resultados altamente predecibles en la mayoría de los casos, y con un alto índice de satisfacción a la hora de buscar una mejora estética de la sonrisa.

BLANQUEAMIENTO EXTERNO

Suele realizarse a la totalidad de los dientes de la arcada, de tal modo que todos los dientes adquieran el mismo color.

Los agentes blanqueadores (peróxido de carbamida o peróxido de hidrógeno) son capaces, mediante la activación por calor y/o por luz especial, de desprender moléculas que son capaces de filtrarse a través del esmalte de los dientes para llegar a la dentina y blanquearla.

El blanqueamiento dental realizado en consulta es el que garantiza mejores y más rápidos resultados, ya que en una sola sesión podrá ver los resultados. La velocidad de estos tipos de blanqueamientos radica en la alta concentración de los agentes blanqueantes y en la activación de los mismos por medio de luz y/o calor. Este tipo de blanqueamiento es completamente seguro para los dientes, pero también para las encías, ya que el tejido gingival se aísla del gel blanqueador utilizando un protector.

BLANQUEAMIENTO INTERNO

Existen dos técnicas para el blanqueamiento interno de un diente tratado endodónticamente. En una todos los pasos de la técnica se llevan a cabo en nuestra clínica mientras que en la otra se coloca el material blanqueador en nuestra consulta y se deja dentro de la corona de la pieza dental durante una semana para que ejerza su efecto.

En ambas se puede repetir el procedimiento más de una vez hasta llegar al resultado deseado.

Ambas técnicas son indoloras, rápidas y muy efectivas que se emplean en casos de decoloración en piezas individuales. Para llevar a cabo estas técnicas, es un factor

imprescindible la desvitalización (endodoncia) previa del diente.

KlifothBlanqueamiento dental